Bienvenido a www.cofs.com.ar
   
 
 
 
 
 
 
 
   



¿QUE ES EL GLAUCOMA?
Es una enfermedad progresiva que provoca el daño del nervio óptico y en consecuencia las fibras de la retina que nos transmiten las imágenes al cerebro. Esto ocasionará la pérdida del campo visual y finalmente la perdida de la visión central. Cursa muy frecuentemente con presión ocular elevada. ES LA SEGUNDA CAUSA DE CEGUERA EN EL MUNDO.

       

¿COMO SE PRODUCE EL GLAUCOMA?
Dentro del ojo existe una estructura (procesos ciliares) que produce un líquido transparente (humor acuoso) el cual pasa a través de la pupila y luego es eliminado por unos canales de salida ubicados en el ángulo interno del ojo formado por el iris y la cornea. Normalmente, el volumen de líquido intraocular mantiene un equilibrio entre lo que se produce y lo que sale. Pero cuando existe una restricción en la salida del humor acuoso, la presión interna del ojo aumenta y comprime el nervio óptico ocasionando la muerte progresiva de sus fibras y la consecuente pérdida de visión.

¿QUE TIPO DE GLAUCOMAS EXISTEN?
1- El Glaucoma más frecuente (70% de los glaucomas) es el “Glaucoma Crónico Simple” o “Primario de Angulo Abierto”, el cual a pesar de que el ángulo de drenaje está abierto, el humor acuoso tiene dificultad para salir y la presión ocular aumenta. En general estas personas tienen la presión ocular alta. Pero puede suceder que aun presentando “Presión Ocular Normal” una persona también sufra una pérdida visual con las características del glaucoma. Por esta razón es que el diagnostico de glaucoma no se hace solamente tomando la presión ocular.
2- Otro tipo de Glaucoma es el “Glaucoma Primario de Angulo Cerrado”, que se da con mas frecuencia en los hipermétropes y constituye aproximadamente el 15% de los glaucomas. El iris tiende a cerrar el ángulo de drenaje, bloqueando así la salida del humor acuoso y aumentando la presión ocular. Estos ojos son los que están propensos a hacer un “GLAUCOMA AGUDO”, en el cual no solo se cierra totalmente el ángulo de drenaje, sino que también el humor acuoso no puede pasar a través de la pupila. Esto ocasiona un aumento brusco de la PIO, lo que provoca dolor ocular, visión de halos alrededor de las luces y también náuseas y vómitos. Este cuadro agudo es una emergencia porque el daño del nervio óptico y la pérdida de la visión pueden ocurrir en cuestión de horas.
3- “Glaucoma Congénito” donde el ángulo de drenaje no terminó de formarse.
4- “Glaucomas Secundarios” por ejemplo: por un traumatismo, donde el ángulo de drenaje esta dañado.

¿EL GLAUCOMA DA SINTOMAS?
El 90% de los glaucomas NO DAN SINTOMAS.
Los pocos síntomas que se pueden presentar son muy imprecisos, como por ejemplo:
• Dificultad visual que no mejora totalmente con anteojos 
• Pérdida de la visión lateral (difícil de reconocer por el propio paciente)
• Halos de colores alrededor de las luces.

¿QUIENES ESTAN MAS PROPENSOS A PADECER GLAUCOMA?

Hay personas que tienen un mayor riesgo de sufrir esta enfermedad y son aquellas que:
* Tienen presión ocular alta
* Tienen algún familiar con glaucoma
* Mayores de 35 años
* Personas con: Corneas delgadas, Alta miopía o hipermetropía, Diabetes, alteraciones vasculares o sanguíneas, Medicadas con corticoides por largo tiempo.

¿COMO DESCUBRIR A TIEMPO ESTA ENFERMEDAD?
Los exámenes oftalmológicos completos periódicos son la mejor manera de detectar el GLAUCOMA. El control aislado de la presión ocular no es suficiente. Como norma general toda persona mayor de 35 años debe efectuarse un examen oftalmológico.
La evaluación oftalmológica necesaria para diagnosticar el glaucoma consta de los siguientes exámenes:
- Toma de la presión intraocular o Tonometria: Es un procedimiento simple y forma parte del examen oftalmológico de rutina.
Actualmente esta medición debe ser ajustada con la PAQUIMETRIA que es la medición del espesor de la cornea, ya que corneas muy finas nos marcarán presiones oculares falsamente bajas y corneas muy gruesas nos marcarán presiones oculares falsamente altas.
- Fondo de ojo: Permite observar el aspecto del nervio óptico, al cual lo podremos fotografiar para poder valorar con mayor objetividad sus cambios en el tiempo.
- Perimetría Computarizada: Es un estudio que nos posibilita evaluar el campo visual del paciente y nos permite determinar con detalle el daño funcional que presenta el nervio óptico y su evolución a través del tiempo.
- Gonioscopia: Sirve para observar el ángulo de drenaje del ojo y verificar si es abierto, cerrado o estrecho.

¿QUE DEBEMOS SABER RESPECTO AL TRATAMIENTO?

Si bien existen múltiples factores que intervienen en la progresión del daño del nervio glaucomatoso, como su irrigación, la presión intraocular, el metabolismo del calcio, factores genéticos, etc., en la actualidad solamente es posible tratar el referido a la presión ocular.
El Glaucoma es una ENFERMEDAD CRÓNICA Y NO TIENE CURA, PERO con el tratamiento apropiado PUEDE SER CONTROLADA. Por esto es fundamental que los pacientes conozcan la gravedad de esta afección y cumplan con el tratamiento indicado.

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO HABITUAL?

El glaucoma habitualmente puede ser controlado con el uso de colirios (gotas oculares) administradas de 1 a 4 veces por día, según el caso.
Los medicamentos que utilizamos reducen la presión ocular, ya sea mejorando la salida de los líquidos a través de las vías de drenaje del ojo o bien disminuyendo el volumen que se produce dentro de el.
Indicando las gotas apropiadas y con la certeza de que el paciente se las coloca correctamente, en general los resultados son satisfactorios.
Puede ocurrir que las gotas produzcan efectos adversos como por ejemplo: Sensación de picazón; enrojecimiento o pigmentación de los ojos o de los parpados; cambios en el pulso y la frecuencia cardíaca; bronco espasmos, sequedad bucal; visión borrosa. etc. Si estos efectos ocurren deberán ser comunicados inmediatamente al oftalmólogo tratante.

¿QUE HACER SI EL TRATAMIENTO CON GOTAS NO FUNCIONA?
Si el tratamiento con gotas no da resultado y la presión ocular persiste, podemos recurrir a otros tratamientos:
1- El tratamiento con Rayos Láser se realiza en el consultorio de manera ambulatoria. Consiste en aplicaciones de una luz láser sobre la zona de salida de los líquidos oculares, facilitando así su drenaje. Este tratamiento solo funciona en algunos casos.
Pero, el Láser sí es efectivo en el tratamiento del Glaucoma Agudo, el rayo láser perfora el iris, permitiendo así la recirculación del Humor acuoso y abriendo el ángulo de drenaje.
2- Finalmente la cirugía es otra alternativa, que no ayuda a mejorar la visión, ni sirve para suspender las gotas. Sólo sirve para ayudar a las gotas a bajar la presión intraocular.

 
   
2008 © Centro Oftalmológico Dr. Fernandez Sasso. Todos los derechos reservados.